Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 marzo 2012

LOS HUEVOS FABERGÉ

Hay una costumbre en la Pascua Ortodoxa, que consiste en regalar un huevo decorado dando tres besos al que lo recibe. Del huevo bien se decora la cáscara pintándola, o con azúcar, o de dulce y también se hacen de chocolate. Así es la costumbre para la mayoría de la gente en esta celebración, la más importante para la  Iglesia Ortodoxa rusa. Ya que el huevo significa la vida con sus cuatro elementos: la tierra está representada por la cáscara, el aire la membrana, el agua la clara y el fuego la yema. También significa la resurrección.

Antaño en el caso de los zares y la gente muy potentada los huevos eran diferentes.  Este cambio se debe a Alejandro III, el primer zar de Rusia, al que se le ocurrió encargar un huevo de Pascua al joyero Fabergé para su mujer la zarina María Feodorovna, llamada familiarmente Minnie o Dagmar, ( de soltera era princesa de Dinamarca , he visto una preciosidad de vestido de corte suyo en la exposición del Hermitage en El Prado, era una señora con muy buen tipo, tenía cintura de avispa ).  Como siempre los zares dando la nota, en aquellos tiempos creían que su poder venía de Dios, con lo que todas las tropelías que cometían las consideraban justificadas. Tuvieron un trágico final  los Romanov, no fueron lo suficientemente inteligentes como para pensar que estaban cometiendo excesos, eso unido a los chupones de turno que había en todas las cortes ( y sigue habiendo en muchos gobiernos por desgracia )  les abocaron a él. Es por lo que pienso que el poder no puede ser hereditario, ya que si te sale un hijo imbécil, loco o necio va a reinar sólo por ser hijo de un monarca, francamente no lo considero para nada lógico ni acorde a los tiempos.

Hago esta aclaración porque es evidente que los zares de Rusia vivían ajenos a las necesidades de su pueblo, que eran muchas. Hambre, miseria, enfermedades, esclavitud….. No me puede caber en la cabeza como un ser medianamente inteligente, cuya obligación principal es conocer la situación que padecía su país, pudiera hacer estos dispendios, por muy elegido que se creyera o le hicieran creerse, máxime cuando era su mayor representante o “Padrecito” , (como le llamaba el pueblo). Se debían a ellos, tendrían que haber sido más austeros en su vida, ya bastantes privilegios tenían. En fin vuelvo al grano y nunca mejor dicho.

Alejandro III encargó para la zarina el huevo llamado “de gallina”, fue el primero, es el que está en la imagen superior. Así hasta un número de 52 ( en el número los historiadores no se ponen muy de acuerdo, oscila dos arriba o abajo ), que forman la colección Imperial de huevos Fabergé. Tanto le gustó a María Feodorovna el regalo, que todos los años en la Pascua recibia uno a cual más bonito y lujoso, como el llamado ” Huevo del neceser” de 1889 originalísimo.

 Estaban hechos de platino, oro, plata, esmaltes, piedras preciosas,etc…., con una sorpresa dentro que era una joya acorde con el nombre del huevo, (por ejemplo ” huevo con querubín y carruaje ” llevaba un angelito ) todo un lujo. A la muerte de su marido se los obsequiaba su hijo el zar Nicolás II.

También la zarina Alejandra Feodorovna esposa de Nicolás II recibía en estas fechas su consabido huevo. Conocía que se trataba de una joya lo que no sabía era de que estaba hecha, si con esmaltes, con oro, con platino y cual era el tema y la sorpresa,  cada uno tenía su nombre.

Entonces el zar  Nicolás II encargaba dos al joyero, uno para su madre viuda y  otro para la zarina su esposa.

¿ Quién era Fabergé ?; Peter Carl Fabergé era ruso, procedía de una familia de joyeros de San Petersburgo, lugar en el había nacido en 1846.

Su padre le envió a estudiar al extranjero orfebrería. Se formó en Francia, Alemania e Italia. Consiguió hacer más de 140 tonos de esmalte translúcido, una técnica muy complicada. Luego la emplearía en la realización de sus famosos huevos, así como el guilloche, un tratamiento que produce ondas y estrías. Su fama la alcanzó realmente gracias a la familia Romanov, sus mejores clientes. Era joyero de la Corte Rusa y de otras cortes europeas. En la Revolución Rusa la marca desapareció, Fabergé murió en su exilio de Suiza en 1920 con 74 años de edad. ¡ Todo un creador !

Entre los huevos que realizó cabe destacar el ” Huevo de la Coronación”, Nicolás II se lo regaló a la zarina Alejandra en 1897 con motivo de su coronación, el mismo año a su madre le regala el ” Huevo malva” con miniaturas.

Así hasta los dos últimos que realizó para la familia Imperial, fue el ” Huevo de la constelación del zarevich” en 1917, no llegó a terminarlo y el de ” Abedul de Karelia” no se lo pudo entregar a la madre del zar.

Las familias pudientes también quisieron copiar a los zares, la duquesa de Malborough le encargó uno, así como los Rothschild, conocidos multimillonarios banqueros judios-alemanes, ambos huevos realizados en 1902. También millonarios rusos, príncipes, nobles…., el huevo se hizo muy famoso y exclusivo.

Después de la revolución rusa los huevos de la Colección Imperial se dispersan, es entonces cuando Malcom Forbes dueño de la Editorial Forbes se propone reunirlos. Llegó a tener una colección de 180 huevos de Fabergé, entre ellos 9 que pertenecieron a los zares.

En 2004 el magnate ruso Victor Vekselbeg le compra al norteamericano su colección, no quiso desvelar la cifra que pagó por ellos. Los Fabergé pudieron volver por fin a Rusia.

De los huevos de la Colección Imperial, ocho  están en paradero desconocido, diez en el Kremlin, Isabel II de Inglaterra posee tres, Alberto de Mónaco tiene uno y diez se encuentran en distintos museos de Estados Unidos.

El resto son propiedad de particulares que no quieren desvelar su identidad.

Me parecen espectaculares, son un alarde de arte a mi parecer para contemplarlos en un museo. Son obras magníficas como tantas otras que ahora por fortuna podemos admirar los ciudadanos de a pie. Quizás ¿ Por qué no ?, sirven para darnos cuenta de los pequeños pasos que va dando la humanidad y por supuesto ¡ para recrearnos la vista !.

Anuncios

Read Full Post »

LAS DOS GIOCONDAS

“Sí pero no”, dicen que son gemelas, yo las veo distintas. Para empezar y no quiero que se me tache como a los franceses  de chauvinista, …. me gusta más la de El Prado.

La semana pasada fui a visitar la exposición de El Hermitage, que se está celebrando ahora en el  El Prado, (preciosa y muy interesante por cierto ), veía como la mayoría de las personas que no iban a la exposición preguntaban donde podían ver la Gioconda. Quedé extrañada, ¿ La Mona Lisa en El Prado ?, no sabía que estaba allí exponiéndose, pero como mi entrada me permitía visitar también el museo en general, accedí para verla, después de sortear a un grupo de gente pude contemplarla en primera fila.

Estaba atónita, yo la había visto en el Louvre y no me había parecido tan bella. ¿ Sería que en aquella ocasión estaba rodeada de “japos” que no te dejaban observarla tranquilamente ?. La miré y la encontré más hermosa y con más luz, después de un rato allí me dirigí a ver los paneles laterales donde había una pequeña explicación del cuadro.

¡ Era una copia !, el cuadro pertenecía a la Colección Real Española desde el siglo XVII, había sido pintado en el taller de Leonardo, el genial artista, llegando a estar colgado en el desaparecido Alcázar de los Austrias, sobreviviendo a su incendio, acaecido en la Nochebuena de 1734.La causa parece ser el prenderse una cortina con una vela. Lo más curioso ( puedo afirmar que he visitado en muchas ocasiones El Prado ) es que esta copia lleva en él desde 1819, jamás había oído hablar de ella. Más sorprendente aún, los expertos dicen que es la mejor que existe, el discípulo que la pintó hizo las mismas correcciones que el genio y maestro, con lo que se deduce que siguió sus indicaciones al copiarla.

He leído muchas explicaciones sobre el cuadro más caro del mundo, hay muchas teórias sobre este retrato.

Parece ser que la señora en cuestión es Gioconda ( nombre que significa alegre ), su verdadero nombre era Lisa Gherardini, su marido era un acaudalado hombre que se llamaba Francesco del Giocondo, era un banquero napolitano. Al cuadro también se le llama ” Mona Lisa “, mona en italiano es madonna, osea señora.

Según el historiador Giuseppe  Pallanti nació en Florencia un 15 de junio de 1479, muriendo un 15 de julio de 1542 con 63 años ( mayor para la época ). Falleció en el convento florentino de Santa Úrsula, donde tenía una hija monja Marietta, Lisa había quedado viuda cuatro años antes.

Fue una mujer de estatura alta medía 1,68 cm., siendo su peso alrededor de los 63 quilos, ¡ buen tipo !.

El rey Francisco I de Francia adquiere el retrato, uno de los sitios donde lo cuelga su cuarto de baño. Tengamos en cuenta que Da Vinci murió en Francia. Más tarde pasa a Fontainebleau, para terminar en Versalles.

Durante la revolución francesa se expone en el Louvre, Napoleón un tiempo después se lo lleva a su cámara personal, luego vuelve al museo.

Es el cuadro más visitado del mundo. A mi en particular me gusta más el retrato titulado ” La Dama de Armiño”, también del artista, que recientemente hemos podido admirar en Madrid, se trata de la poetisa Cecilia Gallerani, y que se encuentra en Cracovia.

Como todas las obras de arte ” La Mona Lisa ” no está exenta de un halo de misterio. Ha sido robada en una ocasión en 1911. Se tardó en recuperar dos años y pico, entre los sospechosos se culpó al mismísimo Pablo Picasso de ser el autor del robo, luego se le declaró inocente.

Existen teorías que afirman que después del hurto, la Gioconda puede ser una copia, ya que el ladrón, un hombre llamado Vicenzo Perrugia (era un pintor italiano), la vendió a tres millonarios a la vez, por un precio de 300.000 dólares. Hizo copias exactas con materiales antiguos, con lo que según esas teorías y hablando de principios del siglo pasado puede ser una replica, insisto es algo que he leído, como se leen tantas cosas curiosas, no pasa de ser una anécdota.

La ” Gioconda madrileña” tiene el fondo más claro, ha sido sometido a una buena restauración. Probablemente la pintada por Leonardo fuese así antaño, está cubierta por varias capas de barniz que la han oscurecido para protegerla, los responsables del Museo del Louvre no quieren ni hablar de quitarlo. El cuadro original mide 77 x 53 cm., la copia 76 x 57, prácticamente iguales de tamaño, la original sobre tabla de álamo con la técnica del sfumato, propia de Leonardo. La réplica sobre tabla de nogal y con distinta técnica. La original no tiene cejas, la española sí. Se apunta que sus autores puedan ser Andrea Salai o Francesco Melzi, sus dos discípulos más cercanos.

La ” madrileña” tenía un fondo oscuro, negro que había sido repintado, pero al limpiarla apareció el mismo fondo que la original.

Las dos tienen la misma sonrisa enigmática, a mi esa sonrisa no me gusta, me parece diabólica, seré rara, sin embargo veo que la réplica tiene el gesto más dulce.

Está sentada, los estudios que se han realizado dicen que estaba embarazada unos, otros que si estaba enferma, que si era un hombre…..bla,bla, bla….¡ Como se pueden saber tantas cosas sobre un cuadro !, un cuadro es un cuadro por muy famoso que sea, máxime cuando lo único que se conoce es la identidad de la retratada gracias a Vasari, el mejor biografo de Da Vici. Un japonés afirma que le ha hecho un éscaner del cráneo pintado y en un noventa por ciento puede sacarle la voz que tenía, permitanme que me sonría, hay cosas que son ridículas.

La Gioconda española va a viajar a El Louvre, para ser expuesta junto a la francesa ( en realidad las dos son italianas ), las contemplará mucha gente hasta el 29 de junio, luego volverá a su querido Prado donde ya se ha hecho famosa.

Ahora ustedes juzguen, ¿ Cual es más hermosa ?, la del retrato de la izquierda ( la del discípulo ) o la de la derecha ( la del maestro ). Lisa Gherardini nunca llegó a ver su retrato acabado, es curioso, no sabemos cual le habría agradado más.

A veces el artista ( en alguna de sus obras )  supera al maestro, sino que se lo pregunten a Goya o a otros genios…..Nadie nace sabiendo.

Read Full Post »

Matilde era una joven que vivió en los siglos IX y X, había nacido en el año 895 en  la actual Alemania, en el estado de Turingia, y criado con su abuela paterna. No era una chica de origen humilde, su padre era Teodorico conde de Westfalia, descendiente de los reyes de Dinamarca. Como decía Willian Shakespeare : ” To be, or not to be” (“Hamlet, príncipe de Dinamarca” ), su padre sí procedía de la Casa Real Danesa, luego “era” de su estirpe. Su madre se llamaba Reinhilda. En consecuencia Matilde era  noble.

La abuela de Matilde era la madre abadesa de un convento en Erfurt, ciudad que contaba con numerosas abadías y conventos, ya que en el año 742 fue nombrada sede del obispado por el misionero inglés Bonifacio que luego fue canonizado santo, siendo en el siglo IX un próspero centro comercial, no estaba la ciudad lejos de la casa natal de la joven Matilde.

Se da la circunstancia que Martín Lutero estuvo en el monasterio de los Agustinos de Erfurt, allí vivió como monje en 1505. Más adelante Lutero rompió con la Iglesia Católica y puso en marcha la Reforma Protestante.

Hoy en día se puede admirar en Erfurt el convento de los Agustinos y su maravillosa catedral del siglo XII, consagrada a Santa María la Virgen, sucesión de la iglesia episcopal que dejó San Bonifacio.

La historia cuenta que era muy guapa, bondadosa y piadosa, con lo que la abuela debía de estar encantada con su nieta.

El duque de Sajonia, al que llamaban Enrique ” el Pajarero”, (lo de “Pajarero” era porque le gustaba la caza siendo buen guerrero y cazador), tenia intención de contraer matrimonio, por lo que mandó a varios caballeros suyos a que le buscaran una buena esposa.

Uno de ellos entró en el convento donde estaba Matilde, la vió y quedó encantado, tanto es así que se lo dijo a su señor. El resultado terminó en boda.

El rey Conrado de Alemania muere sin descendencia, con lo cual Enrique es nombrado rey y Matilde reina. A los tres años de casados nace su descendiente Otto, que luego sería Otto I “el Grande”, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Tuvieron cinco hijos, el ya nombrado Otto, después nacería Enrique llamado ” el Pendenciero” duque de Baviera, luego Bruno que fue arzobispo de Colonia y llegó a ser santo, Gernega que se casó con Luis IV, rey de Francia y Eduvigis, madre de Hugo Capeto, con lo que la dinastía francesa desciende de Matilde.

Formaban un matrimonio muy feliz, en el que su marido, constante batallador, salía victorioso casi siempre, ella rezaba y encomendaba a Dios a su marido y sus súbditos. Era generosa en extremo, dando siempre algo a todos los que llamaban a su puerta con alguna necesidad. Para ella no quería nada.

Cuando su marido murió se encontraba orando en la capilla de palacio, permaneció allí y encargó una misa por su alma, al terminar la ceremonia, depositó sus joyas en el altar y juró no volver a adornarse con ellas.

Como toda madre no estuvo exenta de problemas con sus hijos, ocurrió con los dos varones mayores. Conspiraron contra ella haciéndola culpable de haber despilfarrado el dinero con los más necesitados.

Éstos se dieron cuenta que habían cometido una injusticia con ella, y acudieron a  suplicarle perdón. Como es natural se lo concedió, y volvió  la paz familiar.

Pasado un tiempo el Papá nombró a su hijo Otto emperador de Occidente.

Matilde fue una mujer dulce y fuerte. Su nombre significa ” valiente en la batalla”, parece que al ponerselo sus padres tuvieron una premonición, ya que nunca desfalleció ni ante las adversidades, ni ante la vida, siendo siempre un apoyo para todos.

Cuando comprendió que su misión había sido cumplida en la tierra, se retiró a orar a su querido monasterio de Erfurt, el que tiempo atrás fue su hogar junto a su abuela.

Entregó su alma a Dios en el año 968, un 14 de marzo. Posteriormente fue nombrada santa por la Iglesia Católica, había sido valiente, había triunfado.

Mi querida prima-amiga Matilde, quiero dedicarte este artículo de tu santa, de la que has aprendido sus virtudes: la valentía ante la vida y la bondad.

Read Full Post »

UN GUISO DE CUARESMA

Depende de la estación del año en que nos encontremos nos apetecen determinados guisos, incluso algunos van aparejados a fiestas, bien religiosas o paganas.

Uno de los que más me gusta es el llamado ” potaje de cuaresma”. ¿ Por qué le llamamos así ?. Simplemente porque está pensado para tomarlo en el tiempo previo a la Semana Santa, los cuarenta días antes a la Pasión de Cristo, tiempo en el cual  los viernes no se podía ni pueden los católicos tomar carne por la vigilia.

La iglesia Católica así lo manda desde “in illo tempore”. Por tal motivo la gente se las ingeniaba para hacer ricos platos sin añadirles carne, incluso en ocasiones no se tenían posibilidades de echar pescado a los guisos, ya que era caro en sitios donde no había pesca. Para eso tenían el socorrido bacalao que va en salazón.

Había familias que su economía no les alcanzaba para añadirle bacalao, entonces se echaba un puñadito de arroz y algo de verdura a los garbanzos, resultaba delicioso de igual manera. Esta receta se hacía mucho en los conventos.

Toda mi vida lo he tomado en cuaresma, siendo además uno de mis platos favoritos.

Todo el mundo que me conoce sabe que no me gusta la cocina, extrañamente lo que hago me sale bueno, tengo mano en especial para los guisos. Os voy a dar mi receta de potaje, espero que os guste.

Ingredientes:

garbanzos

patatas

espinacas ( congeladas )

tiras de bacalao sin espinas

1 cebolla

2 dientes de ajo

tomate frito

almendras ( un puñado generoso)

huevos duros ( 1 por persona )

aceite

sal

azafrán o colorante alimentario

1 pastilla de caldo de verdura.

laurel

1 chorrito de vino dulce

espesante

Dejar en remojo los garbanzos la víspera con agua  tíbia y sal, luego se cuecen en la olla exprés salándolos, ( antes los hemos lavado), que no queden cocidos del todo. Si se os olvida ponerlos en remojo, o no habeis tenido tiempo los de bote cocidos resultan también muy buenos.

En una sartén se fríe la cebolla cortada en cuadraditos y los ajos picados. Cuando esté pochada la cebolla se le añade la almendra machacada en un mortero, que se fría  poco sin llegar a dorarse mucho ( si no tenemos almendra se puede sustituir por pan frito machacado con lo que no tenéis que freirlo,se echa al final en la cocción ), por último añadimos el tomate y las espinacas, así lo pasamos en la sartén todo un rato más. 

Quitamos el agua sobrante de cocer los garbanzos de manera que queden cubiertos dos o tres dedos. Le añadimos el sofrito y las patatas cortadas como para hacerlas guisadas, el laurel, la pastilla de caldo, el bacalao ( que hemos tenido en remojo desalándo al menos 24 horas antes, cambiándole el agua varias veces hasta que pierda la sal ), el azafrán y un chorrito de vino dulce.

Se cuece 25 minutos más en la olla exprés, rectificándolo de sal si es preciso. Si veis que ha quedado un poco caldoso se le espesa con espesante de Maizena o un poco de harina disuelta en agua.

Cuando ya esté hecho se la añaden los huevos duros cortados en gajos al servirlo, hay gente que le gusta echarse un chorrito de vinagre en el plato.

Os aseguro que está delicioso, como es muy consistente se puede acompañar de una ensalada y terminar con un postre.

¿ Podría ser un arroz con leche ?, ya os daré mi secreto.

Read Full Post »