Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 agosto 2012

Recuerdo el momento como si lo estuviera viviendo, de esto hace ya 15 años, fue un 31 de agosto de 1997 cuando escuché la noticia en los medios de comunicación; la princesa Diana de Gales había muerto en un trágico accidente en Paris.

No daba crédito, aquella mujer que tan bien me caía, ¡ tan joven, tan valiente, tan desgraciada !…..

Toda la gente la conocía como “Lady Di”, la ” Princesa del Pueblo”, ella sí era la Princesa del Pueblo no otras oportunistas que no tienen cultura, ni clase, no saben hablar y poco o nada pueden aportar a este mundo, eso si algo….. como uno no debe comportarse.

Fue para todos una sorpresa que Carlos príncipe de Gales, uno de los solteros más cotizados de su tiempo, nos anunciara el compromiso de su boda con una joven aristócrata inglesa, lady Diana Frances Spencer, hija del VIII conde de Spencer y de Frances Ruth Burke Roche. Sus padres estaban divorciados, Diana era la cuarta de los cinco hijos que tuvo el matrimonio.

Carlos había coqueteado con jovencitas tanto de la aristocracia como del mundo del arte o la moda, y en opinión de su país estaba tardando mucho en encontrar una esposa.

El plan se urdió, había que buscar una chica a su medida, bonita, de buena familia y a ser posible inexperta, ¿ Quién mejor que Diana Spencer ?.

Diana siempre había estado enamorada de Carlos, de hecho le conocia desde muy pequeña. Él había flirteado con su hermana Sarah, había visitado su residencia familiar “Sandringham House” en Norfolk, allí era donde en su habitación la jovencita guardaba una fotografía del príncipe que miraba por las noches antes de acostarse.

Era bonito verles en televisión como dos tortolitos, ella con su vestido azul y cara de niña dulce y tímida luciendo su anillo de compromiso (el mismo que le regaló su hijo Guillermo años más tarde a su mujer Catalina), un precioso zafiro rodeado de brillantes. Lo que nadie sospechabamos entonces es que el corazón de Carlos no era de Diana sino de Camilla Parker- Bowles, una vieja amiga, casada y con hijos que se veía con él y de la que estaba perdidamente enamorado, tanto es así que hay rumores que dicen que Carlos pasó su última noche de soltero con ella, regalándole una pulsera de oro y esmaltes con las iniciales de ambos en señal de su amor.

Diana se enteró de aquello posteriormente, aunque con anterioridad le habían llegado noticias de los escarceos de Carlos y su antigua novia. Hubo un conflicto, lady Di decidió romper,  prefería seguir trabajando en la guarderia infantil en la que estaba hasta que se publicó su compromiso con Carlos, a casarse con un hombre que le engañaba. Nada se pudo hacer, la suerte estaba echada, con la Familia Real Británica no se juega.

Por fin el 29 de julio de 1981 contrajeron matrimonio en la Catedral de San Pablo de Londres, nadie sabía lo que pasaba por la cabeza de aquella jovencita que hacía el largo trayecto hasta el altar, donde le esperaba el novio, (gran actor, supo disimular perfectamente y aparentar que amaba a Diana delante de todos los invitados y millones de espectadores del mundo entero ), ella tenía cara de asustada, así y todo seguía enamorada de Carlos. La diferencia de edad era grande, el principe tenía 31 años ella tan solo contaba 20.

Pronto tuvieron a su hijo Guillermo y luego vino Enrique, pero la pareja no iba bien. Lady Di se sentía sola en su palacio, no se entendía con sus suegros ni con sus cuñados, y además le tachaban de inestable y desiquilabrada.

Tuvo amoríos con su profesor de equitación, el mayor del ejército Inglés James Hewitt, (luego le traicionó publicåndolo en el libro de sus memorias ” todo un caballero ” ). Sufrió de bulimia, no podía soportar la soledad y su matrimonio, compuesto por tres personas, Carlos, Camilla y ella.

Diana era sensible y caritativa, visitaba hospitales, le encantaban los niños e incluso llegó a hacer una visita a la madre Teresa de Calcuta en la India, contando en una entrevista de la época que salió de allí muy impresionada por la calidad humana de esta gran mujer.

Las cosas llegaron a tal extremo que en 1992 se produce la separación de la pareja y en 1996 el divorcio.

Entonces es cuando Diana hace su polémica entrevista en la Televisión Británica, contando cosas que sienta muy mal a su exfamilia.

Tiene un gran amor, el cardiólogo Hasnat Khan y más tarde conoce al multimillonario hijo del dueño del imperio Harrods, Dodi Al Fayed, de origen egipcio.

El romance no sienta bien a la Corona….La princesa de Gales, (seguía conservando el título ) no tiene derecho a enamorarse y ser feliz. ¡ Y menos de un hombre por muy rico que fuera, y encima no blanco!.

Una noche en Paris salen del hotel Ritz, donde él le ha regalado un anillo de compromiso, quieren casarse, se comenta que Diana estaba esperando un hijo. Van a cenar fuera a un restaurante de moda. Quien sabe ¿ Quizás para celebrar su próximo enlace ?.

En el Tunel del Alma huyendo supuestamente de la prensa que los acosa, se estrellan contra una columna, mueren en el acto Dodi y el chofer, Diana tiene un soplo de vida entre el amasijo de hierros en que se había converdo el coche, fallece en un hospital de París horas más tarde. Era, como ya he comentado, la madrugada de un 31 de agosto de 1997.

Un par de años después pasé por el tunel donde la princesa encontró la muerte, es muy corto y no le ví ningún peligro, para un experto conductor como es el chófer de un millonario y con un buen automóvil es difícil pensar que el accidente fuera fortuito.

Así lo dictaminó la policía y así será…….

Luego hubo duelos, funerales solemnes, la reina Isabel II salió a hablar  sobre las excelencias de su ex nuera en la BBC, el pueblo lo demandaba, era “su princesa”.

Su gran amigo el cantante Elton John le dedicó la bonita canción “Candle in de Wind”, que cantó en su funeral, y es que Diana era un  soplo de aire fresco en la espesa Corte Inglesa, y por desgracia los soplos de aire suelen apagar las velas.
http://youtu.be/V0PKcKbjlKg

Anuncios

Read Full Post »

Mi blog se ha tomado un descanso, lo necesitaba.

Son muchos los artículos que he publicado en ni siquiera tres años que lleva de vida, y como los blogs están hechos con cariño también la poseen. Es por eso que de vez en cuando necesite unas vacaciones como todo hijo de vecino.

Lo reanudo con mucha ilusión y con muchas ideas y curiosidades que iré plasmando a lo largo del año en él y compartiendo con todos vosotros, mis seguidores, y también con los que por casualidad entráis en él navegando por Internet.

Espero os gusten mis nuevos temas.

Read Full Post »