Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 junio 2014

untitledA mi marido, aficionado a los relojes. Este en concreto le ha marcado la hora durante más de cuarenta años, siendo el Banco su lugar de trabajo.

En la plaza de la Cibeles de Madrid, concurren cuatro edificios emblemáticos, el Palacio del marqués de Linares, ( actual Casa de América ), el Ayuntamiento, ( anterior Palacio de Correos ), el Cuartel General del Ejército, ( fue palacio de la Casa de Alba y posteriormente de Manuel Godoy, favorito de la reina María Luisa de Parma ) y el edifio del Banco de España, en ese solar se encontraba el palacio del duque de Sesto.
El chaflán del Banco tiene un precioso reloj integrado en un grupo escultórico que lo corona, donde hay un campanil obra de Bernardo Asins, que además es el autor de la maravillosa forja del edifico.
En 1890 el Consejo del Banco de España a propuesta del gobernador don Salvador Albacete Albert decide colocar un reloj en el chaflán del Banco que da a la plaza de la Cibeles, para lo cual se solicita a varias firmas prestigiosas de relojería que presenten sus ofertas.
Acuden cinco casas.
La diferencia en el precio total del reloj, con intalación incluida no puede sobrepasar las mil pesetas, entre las distintas casas que presenten sus proyectos y presupuestos.
Se selecciona a MR. David Glasgow, que era Vicepresidente del Instituto Británico de Relojería.
El cual ofertó un reloj con péndulo y campanas cuyas medida era, 3, 95 m. de alto y 177, 74 kg. de peso.
La cuerda del reloj dura ocho días, su precio es de 386 libras esterlinas del año 1890.
El relojero Garín que tenía una relojería en la calle del Príncipe y era el representante de la firma inglesa en Madrid, sería el encargado de su colocación.
El propio Garín el que se ocupará de su conservación por un sueldo mensual de unas 80 pesetas al mes aproximadamente, sin duda una buena retribución, cobró por instalarlo la cantidad de 3.856,25 pesetas. La figura del Relojero de Banco ha existido hasta hace poco, no sé si en la actualidad está en vigor, o se encarga de su mantenimiento alguna contrata.
La maquinaria del famoso reloj está hecha con bronce de cañón, los ejes son de acero.
Los números romanos fueron fabricados por Bonaplata Hermanos, su coste 204 pesetas.
El primero de marzo de 1891 el reloj es puesto en funcionamiento, siendo entonces gobernador don Cayetano Sánchez Bustillo . Unos meses antes, la maquinaria había desembarcado en el puerto de Santander, procedente de Londres en el vapor Carpio.
A pesar de la belleza del edificio del Banco de España, ( parece ser que es el de mayor valor catastral de Madrid ), un auténtico palacio por dentro y por fuera, éste no sería lo mismo sin el hermoso reloj, uno de los más bonitos de la capital.
( Datos sacados de la revista Nuevo Entorno, editada por el B.E ).

Read Full Post »