Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 enero 2016

panteon-02

 

La periodista especializada en ritos funerarios Nieves Concostrina, explica en un artículo que ” En España hemos perdido a todos los muertos ilustres de Siglo de Oro “, así es nadie sabe donde descansan los huesos de Calderón de la Barca, ni los de Velázquez ni los de Luis Vives o Tirso de Molina, etc, etc…
¿ Cuál es el motivo ?, la iglesia se ocupaba de gestionar los enterramientos de las personas fallecidas, cobraban por ello con lo que constituía una fuente de ingresos, eran las antiguas funerarias. Cuando una cripta se llenaba, ( ya que se daba sepultura en las iglesias hasta que el rey Carlos III prohibió realizar entierros en el interior de ellas por tema de salud pública ). Volviendo a lo anterior, si esto sucedía todos los huesos eran vaciados así podían recibir los cuerpos de un nuevo pagador.
A mediados del siglo XIX, era tal el abandono de los restos de personajes ilustres de las artes, política y otros de relevancia en el país que se decidió construir un Panteón de Hombres Ilustres.
En su búsqueda por agrupar los cadáveres de los grandes literatos, se dieron cuenta que la mayoría estaban esparcidos y desaparecidos por lo que los ilustres personajes que allí se encuentran son todos políticos.
En un principio se pensó que fuera la basílica de San Francisco el Grande el que lo albergara, más por fortuna se descartó la idea. Este templo ya fue el edifico de las Cortes durante el reinado de José I Bonaparte, dado su planta redonda lo consideraron propicio para instalarlo allí.
Se eligió un terreno pegado a la basílica de Atocha de Madrid, tan ligada a la familia real. Se trata de una construcción de estilo neobizantino del arquitecto Fernando Arbós y Tremandi, este señor había nacido en Italia concretamente en Roma, era hijo de padre español y madre italiana. Entre sus obras se cuentan la Casa de Alhajas, el Cementerio de la Almudena y la iglesia de San Manuel y San Benito en Madrid, todas con una clara influencia italiana. Las obras del panteón duran ocho años y son concluidas en 1899.
Apenas hay una docena de personajes enterrados allí es de una gran belleza y pertenece a Patrimonio Nacional.
En los monumentos funerarios intervinieron artistas tan famosos como los escultores Mariano Benlliure, Agustín Querol, Pedro Estany, o Arturo Mélida.
Está situado en la calle Julián Gayarre número 3. Pienso que es un lugar curioso que merece la pena visitar, obedece a otra época y otras costumbres en la que a las personas les gustaba perpetuarse muertos con pomposidad. Nada que ver con los tiempos actuales y la mentalidad de la gente, en la que la mayoría de los fallecidos son incinerados. Merece la pena visitar este lugar, sin duda forma parte de la historia de España. https://youtu.be/oFtb72H-zY4

 

Anuncios

Read Full Post »