Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2016

LAS CASAS CON MALICIA

jpzm1h

 

El título de este artículo puede llevarnos al equívoco, las casas denominadas de esta forma no se referían a lugares de lenocinio.

En el siglo XVI, concretamente en 1561 el rey Felipe II decide trasladar la Corte de Toledo a Madrid. El clima de la ciudad Imperial no le sentaba bien, además a su mujer la reina Isabel de Valois le gustaba mucho el aire sano del Guadarrama de la actual capital. Estaba rodeada de bosques para poder cazar, era seco además de poseer mucha agua y de gran calidad, de hecho los visigodos llamaron a la ciudad ” Matrice” por estar asentada en un lugar rico en aguas aunque su río Manzanares sea un ” aprendiz de río “, ( así lo denominó el escritor Francisco de Quevedo ). Posteriormente los árabes le añaden el sufijo “t” que significa lugar a la palabra ” mayra ” cuyo significado es matriz , de allí deriva en Mayrit o Magerit y por ultimo en Madriz o Madrid.  Un  detalle curioso el rey Felipe II para mandar construir la  Plaza Mayor de la ciudad, tuvo que mandar secar un lago que había allí.

Además poseía uno de los alcázares más grandes de Castilla, donde hoy se encuentra enclavado el palacio real.

Bien, la Corte llega a la Villa y con ella nobles y servidores, militares, funcionarios y toda la parafernalia que acarrea la instalación del rey en una ciudad de poco más de 30.000 habitantes que de repente ve como poco duplicada su población.

¿ Qué se le ocurre hacer al monarca ?, les pide a los madrileños que alojen en sus casas a funcionarios y militares. Eso no sienta bien a los habitantes, de repente se encuentran con uno o varios ocupas metidos en casa, que no pagan nada y viven de gañote mientras no encuentren o se construyan una vivienda.

 

BLOG_LOPEdeVEGA5

 

Entonces surge la picaresca, para tapar algunas ventanas y que no se vea el tamaño de la vivienda desde fuera, dependiendo de sus huecos en las fachadas o ventanales era las habitaciones de que disponían las casas. Es cuando en la parte alta se tapian las buhardillas, de manera que quedaba una cámara de aire entre la ventana y el tabique, arriba se hacían tragaluces para que entrara la luz y no se pudieran ver desde fuera.

De esta manera muchos se salvaron de tener que soportar huéspedes en sus hogares, llamando el pueblo llano a este truco ” Casas con malicia “. Desde siempre el que no corre, vuela.

En Madrid en pleno barrio de Las Letras tenemos un ejemplo claro de una de ellas, es la del escritor don Félix Lope de Vega y Carpio, se puede visitar gratuitamente pidiendo cita previa.

Read Full Post »